• No products in the cart.
back to top
  /  Archivos   /  Parálisis Cerebral

Para entender la importancia del control postural en niños con parálisis cerebral, primero debemos entender los alcances de esta discapacidad.
La parálisis cerebral se define como un trastorno neuromotor no progresivo debido a una lesión o una anomalía del desarrollo del cerebro inmaduro.
Ella no permite o dificulta los mensajes enviados por el cerebro hacia los músculos, dificultando el movimiento de éstos.
Es un concepto enormemente ambiguo ya que aunque sea un trastorno motor también lleva asociados otros de tipo sensorial, perceptivo y psicológico.

La Parálisis Cerebral no es progresiva, lo que significa que no se agravará cuando el niño sea más mayor, pero algunos problemas se pueden hacer más evidentes.

Un niño con parálisis o daño cerebral presenta unas serie de problemas que le dificulta la ejecución de las actividades del quehacer diario.

Entre ellas:

 

  • Motores
  • Sensoriales/ Perceptuales
  • Cognitivos
  • Comunicación

 

La importancia del control postural incrementa la calidad del desempeño motor. Proporciona patrones fundamentales para el aprendizaje y desarrollo dedestrezas. Ayuda a desarrollar el juego como una ocupación primaria en la infancia. Un buen control postural controla la actividad refleja.
Evita un mayor gasto de energía. Busca mayor comodidad y apoyo. Y ayuda a que las deformidades estructurales no se incrementen.

Conceptos asociados a la Parálisis cerebral 

La Parálisis Cerebral se puede expresar de las siguientes maneras:

Espasticidad (Espásticos): aumento exagerado del tono muscular (hipertonía), por lo que hay movimientos exagerados y poco coordinados. Afecta al 70-80% de los pacientes.

Atetosis (Atetósicos): se pasa de hipertonía a hipotonía, por lo que hay movimientos incoordinados, lentos, no controlables. Estos movimientos afectan a las manos, los pies, los brazos o las piernas y en algunos casos los músculos de la cara y la lengua, lo que provoca hacer muecas o babear. Los movimientos aumentan a menudo con el estrés emocional y desaparecen mientras se duerme. Pueden tener problemas para coordinar los movimientos musculares necesarios para el habla (disartria).

Ataxia: sentido defectuoso de la marcha y descoordinación motora tanto fina como gruesa. Es una forma rara en la que las personas afectadas caminan inestablemente, poniendo los pies muy separados uno del otro.

Mixto: es lo más frecuente, manifiestan diferentes características de los anteriores tipos. La combinación más frecuente es la de espasticidad y movimientos atetoides.

Otras clasificaciones 

La Parálisis Cerebral también se puede clasificar:
Según el Tono

 

  • Isotónico: tono normal.
  • Hipertónico: aumento del tono.
  • Hipotónico: tono disminuido.
  • Variable.

 

Según la parte del cuerpo afectada

 

  • Hemiplejía o Hemiparesia: se encuentra afectada uno de los dos lados del cuerpo.
  • Diplejía o diparesia: la mitad inferior está más afectada que la superior.
  • Cuadriplejía o cuadriparesia: los cuatro miembros están paralizados.
  • Paraplejía o Paraparesia: afectación de los miembros inferiores.
  • Monoplejía o monoparesia: se encuentra afectado un sólo miembro.
  • Triplejía o triparesia: se encuentran afectados tres miembros.

 

 

Causas

  • La Parálisis Cerebral no es una sola enfermedad con una sola causa, sino un grupo de trastornos relacionados entre sí que tienen causas diferentes.
  • Muchos de los casos de Parálisis Cerebral no tienen una causa conocida.
  • El trastorno se produce ante un desarrollo anormal o un daño en las regiones cerebrales que controlan la función motora.
  • Se puede producir en el periodo prenatal, perinatal o postnatal (cinco primeros años de vida).

 

[ws_table id=”1″]

Síntomas

Los primeros síntomas comienzan antes de los tres años de edad y suele manifestarse porque al niño le cuesta más trabajo voltearse, sentarse, gatear, sonreír o caminar. Los síntomas varían de una persona a otra, pueden ser tan leves que apenas se perciban o tan importantes que le imposibilite levantarse de la cama. Algunas personas pueden tener trastornos médicos asociados como convulsiones o retraso mental, pero no siempre ocasiona graves impedimentos.
Los síntomas más importantes son las alteraciones del tono muscular y el movimiento, pero se pueden asociar otras manifestaciones:

 

  • Problemas visuales y auditivos.
  • Dificultades en el habla y el lenguaje.
  • Alteraciones perceptivas:
  • Agnosias: Alteración del reconocimiento de los estímulos sensoriales.
  • Apraxias: Pérdida de la facultad de realizar movimientos coordinados para un fin determinado o pérdida de la comprensión del uso de los objetos ordinarios, lo que da lugar a comportamientos absurdos. Incapacidad para realizar movimientos útiles.
  • Distractibilidad.
  • Diskinesia: dificultad en los movimientos voluntarios.

leave a comment

X